24.08.2018

Bujias precalentadoras son aliadas de los motores diésel en invierno.

Los propietarios de SUVs, camionetas y VUC “Vehículo urbano de carga”, con motores diésel que acostumbran a presenciar fallas de encendido durante días fríos del invierno deben estar siempre atentos. De acuerdo con NGK, marca especialista en sistemas de encendido y bujías de precalentamiento, ese puede ser un indicio de problemas en las bujías precalentadoras, componentes que tienen la función de calentar el aire que ingresa a la cámara de combustión, facilitando el encendido del motor en los días donde la temperatura está más baja, así, su funcionamiento se producirá de una forma más uniforme en la fase fría del motor.

Generalmente, vehículos con mayor kilometraje presentan dificultades en el encendido, lámpara de avería encendida en el panel de instrumentos, para los vehículos más modernos y humo blanco en el escape, estas señales pueden ser ocasionadas por el mal funcionamiento de las bujías de precalentamiento. Para tener la seguridad, es necesario llevar al mecánico para que realice tests en el sistema. Automóviles nuevos también pueden presentar este problema.

“Las bujías de precalentamiento calientan el aire que ingresa en la cámara de combustión para facilitar el encendido de los motores diésel. Después del inicio de trabajo de motor, estas deben mantenerse accionadas para evitar fallas, hasta el propulsor atender la temperatura ideal de trabajo. Sin la acción de bujías precalentadoras, el vehículo puede fallar, dañando otros componentes”, dice Hiromori Mori, Consultor de Asistencia Técnica de NGK.

“Siempre que realizamos el cambio de la bujía precalentadoras, es recomendable cambiar el conjunto de bujías. Como las bujías precalentadoras trabajan en conjunto, es común que una bujía queme y las otras no. Caso el mecánico sustituya solamente la bujía que quemó en poco tiempo las otras bujías pueden presentar el mismo problema. Con el cambio del conjunto de bujías, evitamos el retorno del cliente, fallas o trastornos del usuario”. Comenta Hiromori Mori, Consultor de Asistencia Técnica de NGK.

Menos emisiones de gases contaminantes.

La acción de las bujías precalentadoras beneficia no solamente el motor de los vehículos diésel, si no también la calidad del aire. “El proceso realizado por la bujía precalentadora de evitar fallas durante el encendido y calentar el aire que ingresa en el motor, hace con que también exista una reducción en los niveles de emisión de gases contaminantes, y principalmente de humo blanco en la fase fría del motor que es debido al combustible diésel no quemado por el motor”, explica Hiromori Mori.

Mas informaciones sobre este y otros productos NGK pueden ser obtenidas en nuestro site www.ngkntk.combr o por nuestro servicio de atención al cliente al teléfono: 0800-197-112

Download

< Volver